Menu

Buscar

“Mientras estemos atascadas en la adicción por otro ser humano, difícilmente podremos iniciar nuestra recuperación, siempre estaremos culpando a los de mas de nuestra situación”

© 2013 Adictas a un Hombre Anónimas - Derechos reservados

¿AHA para ti?

Tercera Tradicion

Esta tradición está llena de significado. La sociedad de A.H.A. le dice a toda verdadera Adicta a un hombre: “usted es militante de A.H.A. si así lo dice. Puede declararse una de nosotras nadie se lo impedirá. No importa quien sea, ni cuanto haya descendido, ni cuan grave sean sus complicaciones sentimentales ni  -aun sus crímenes-, no podemos impedirle ser una A.H.A. no deseamos tenerla fuera de nuestra sociedad. No tenemos miedo de que pueda hacernos el menor daño por torcida o violenta que sea usted. Solo queremos estar seguras de que tenga la misma oportunidad que nosotras tuvimos para lograr la sobriedad. De modo que usted es una A.H.A., desde el momento en que  declare que lo es”.

Para el establecimiento de este principio de calidad de militante, fueron necesarios varios años de terrible experiencia. En un principio nada nos parecía tan frágil, tan fácil de romper, como un grupo de A.H.A. casi a ninguna de las adictas a un hombre le hacían caso; la mayoría de las que se unieron a A.H.A. parecían vacilantes velas en medio de la borrasca. Repetidas veces se apagaron aquellas dudosas llamas para no volverse a encender. Nuestro silencioso y constante pensamiento era: “¿a quién de nosotras le tocará ser la próxima?”

Deja un comentario